viernes, 4 diciembre, 2020
Morelia, Michoacán: 15° C
viernes, 4 diciembre, 2020
Morelia, Michoacán: 15°C

REALIDAD FUTURISTA Y ANCESTRAL: EL DESFILE DE LOS AUSENTES : ENTREVISTA CON MARCOS ALMADA RIVERO

Entrevista Historias / 29 Oct, 2020 /

Escrito por: Ángel Almada Garmendia

Fotografías: Morelia Film Fest, Sistema de Información Cultural, Micufilm, María García Esperón-blogger

Sinopsis: Página oficial del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM)

Un desfile interrumpe la vida citadina. Dos observadores son testigos de la opresión del Estado cuando un grupo se dispone a denunciar una injusticia.

 

El Desfile de los Ausentes (The March of the Missing) es el más reciente trabajo del director, escritor animador Marcos Almada Rivero, quien participó en la edición de 2019 del Festival Internacional de Cine de Morelia con Bailando con el corazón. En esta ocasión, entrega una historia animada basada en un acontecimiento que marcó la historia reciente de México.

Almada Rivero concedió una entrevista para Agencia Informativa Cero:60, en la cual detalló el significado de su cortometraje de animación, sus simbolismos y el proceso de creación de los personajes.
 

 

Este cortometraje tiene una temática bastante interesante, no sé si relacionarlo con la vida real, y me parece que toca ciertas fibras, y como bien se dice, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Quiero empezar con la parte de la preproducción, si era inicialmente con animales, o si en algún momento pasó por el storyboard o la escritura del hacerlo con personajes humanos…

R: Este proyecto empezó hace varios años cuando sucedieron los terribles eventos de Ayotzinapa, y desde ahí quería contar una historia. Desde el principio pensé en hacer animales por varias razones. La primera es que me gusta más dibujar animales y me salen mejor que los humanos, y la segunda, porque los animales me permiten neutralizar el contexto. Son animales, pero representan humanos. Es una especie de máscara que neutraliza el contexto, es más fácil identificarte con un animal que con un dibujo humano.

Tuve, por varios años, la idea de hacer un cómic, no logré concretarla. Después hice grabados medievales, y empecé a trabajar en estos personajes que eran los bufones, y ahí me acordé de la idea del cómic de Ayotzinapa, y surgió la idea de hacer este cortometraje.
 

 

De hecho, esa dualidad de un humano con cara de animal me gustó mucho, yo pensé: “¿Qué tal si en vez de que fueran humanos con cara de animales son animales con cara de humanos? Puede funcionar”. Mi pregunta es: con este título El Desfile de los Ausentes, ¿nos referimos solamente a las personas desaparecidas en Ayotzinapa o también de aquellas autoridades que no han hecho lo suficiente para estar presentes? Bien dicen que se brilla por la ausencia… ¿está también ejemplificado?

R: Buena observación. Es un juego de palabras. Primero le habíamos puesto El Desfile de los Neciosporque eran estos bufones quienes en la Edad Media eran llamados necios. Ya nos habían dado el premio en IMCINE para hacerlo y fue cuando me di cuenta que no me latía el nombre. Inicialmente, yo quería ponerle Ausentes, y en el último momento pusimos El Desfile de los Ausentes, porque tiene este doble o triple significado, como tú bien lo dices.

Ausentes por los que han desaparecido, ausente por la sociedad que brilla por su apatía, por su falta de interés. Ausentes por las autoridades, por la ausencia de verdad. Hay una ausencia de tantas cosas que es indignante, no sólo por la desaparición de la gente, sino porque nadie hace nada.

Esa es la peor pesadilla de todos. Los familiares sufren un infierno, y aparte los victimizan más, porque dicen que eran criminales y todo eso. Surgió con Ayotzinapa pero representa a todos los desaparecidos. También el tema de los periodistas está muy presente.

 

A eso quería llegar, precisamente. El personaje del fotógrafo, que es un zorro, conocido por su astucia, es el único que está afuera, mientras el resto de la gente está en sus casas viviendo la realidad que la parte gubernamental quiere que viva. Es querer ocultar un poco la verdad y lanzar cortinas de humo. Ahí se aplica la de “al pueblo: pan y circo”, solo que en vez de pan son dulces y posterior a la protesta, se hace una celebración. ¿Fue aleatoria la elección de determinada especie de animales para los protagonistas o fue sobre la marcha?

R: Si se pensó un poco, jugando con los estereotipos. Como dices, el zorro es astuto, puede meterse entre la gente para sacar el mejor ángulo para las fotografías. La paloma es a través de quien vemos el desfile, está escondida, metida en su guarida. El cerdo se ha usado en varias caricaturas políticas como este hombre de poder, desinteresado de la gente, ambicioso, sin escrúpulos. Usé esos estereotipos, pero los quise llevar más lejos.

Le dije a los ilustradores: “esto es Zootopia, pero grotesco”. No quería que se viera para niños, sino para jóvenes y adultos. Siempre se asocia la animación con caricaturas infantiles, y puedes hablar de lo que sea. La animación es un medio que te da mucha libertad.

¿Este cortometraje fue planeado inmediatamente después de Ayotzinapa, o pensó en algún otro evento de importancia social que se pudiera también trasladar a la pantalla?

R: Ayotzinapa fue el que desató la idea. Tuve enlatado el proyecto por dos o tres años. Después se añadió lo de los periodistas, ha sido un tema importante cómo es que se juegan la vida y son tan importantes que no se le da el lugar que merecen. Es un proyecto que lleva años tratando de hacerse.

La animación es complicada. Todo lo que ves en la imagen, alguien lo diseñó, dibujó y creo. Son 9 minutos, pero son 4 años de estar pensando y trabajando. En este caso es agridulce porque me llegan comentarios de Venezuela o Chile, diciendo: “en mi país pasa exactamente lo mismo”. El cine tiene el poder de crear historias universales con las que cualquiera puede identificarse y hacer lazos de comunicación, porque es una historia ficcional que trata de hablar del ser humano y de lo universal.

 

El periodista no tiene esa libertad de expresión que tanto se exige y también la cuestión de que es silenciado por dar a conocer la verdad. En este caso, es el zorro con su cámara fotográfica futurista. ¿Qué vínculo tiene la historia con la ambientación futurista?

R: Es muy buena pregunta. Ya cuando haces animación, dices: ¿para qué hago algo igual a la realidad? Si fuera igual a la realidad, mejor lo grabo. La animación es un trabajo pesado, así que tiene que valer la pena crear estos mundos atractivos. Es futurista, pero al mismo tiempo, anticuada. Mi idea es que era una ciudad oxidada. Si te fijas, todo es naranja, corroído, hay tubos, es industrial.

Los carros del rey están oxidados. Le dije a Leonardo, que hizo el sonido: “métele ruidos de bicicletas oxidadas, que se caen a pedazos”, porque es este sistema anacrónico, ya que nuestras ideologías a veces son medievales, la política y las instituciones. Son pensamientos que se han quedado retrasados, mientras que por otro lado tienes tecnología muy avanzada que nos permite a ti y a mi hablar instantáneamente. El 2020 es el futuro, y no nos damos cuenta que estamos viviendo cosas avanzadas con una ideología atrasada. Visualmente quise meter esas dos partes conviviendo…