domingo, 23 febrero, 2020
Morelia, Michoacán: 15° C
domingo, 23 febrero, 2020
Morelia, Michoacán: 15°C

CINEXPRÉSATE: NOMINADAS AL ÓSCAR 2020 MARRIAGE STORY: UNA DE LAS MÚLTIPLES REALIDADES DEL MATRIMONIO.

Reportaje / 11 Feb, 2020 /

Por: Joseluis del Ángel Almada Garmendia.

Fotografías: Netflix, Sin Embargo, The New York Times, New York Post, TV Guide

Mucho nos quejamos de que Netflix envíe sus producciones a La Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood y que las consideren para sus premios más prestigiosos: los Óscares. El año pasado el fenómeno fue Roma, de Alfonso Cuarón. En esta ocasión, fue El Irlandés, de Martin Scorsese. Curiosamente, hay otra película de la plataforma televisiva en el coctel de nominados: Marriage Story.

Esta es la historia de una pareja de actores: Charlie Barber y Nicole Barber. Charlie, interpretado magistralmente por Adam Driver, conocido por encarnar a Kylo Ren, villano de la más reciente trilogía de Star Wars, es un director de teatro, que vive de su trabajo para mantener a su familia. Por su parte, Nicole, encarnada por Scarlett Johansson (doblemente nominada a los Premios Óscar) es una actriz de televisión retirada, por el hecho de estar apoyando a su esposo en su compañía de teatro, sin que esto signifique un problema marital, al principio, pero al paso de los años, esta serie de eventos los guía a una lucha interior por mantener el respeto entre ambos, sin lograr un acuerdo mutuo.

La película, dirigida por Noah Baumbach, refleja una de las múltiples realidades de un matrimonio, y nos plantea la siguiente pregunta: ¿qué queremos realmente en nuestras vidas? Sin desvelar nada de la trama, hay una escena en donde Charlie se hace ese mismo cuestionamiento, con la frase: quería hacer muchas cosas y no pude hacerlas cuando tuve la oportunidad, lo cual nos hace preguntarnos como espectadores si en realidad quería casarse en ese momento de juventud con Nicole.

Los sueños son una parte importante de la vida, y lo que esta película demuestra es que en ocasiones los caminos del ser humano son distintos a como originalmente se planea. Nicole tenía un futuro prometedor en la televisión, y su prestigio como intérprete se desploma, ya que considera que vive a la sombra de su esposo Charlie, quien va en constante ascenso en su compañía teatral. Pero, como en toda historia de amor planteada en el cine, debe haber un detonante para el divorcio: el engaño de pareja.

Charlie y Nicole tienen un hijo de ocho años, Henry, quien tiene que lidiar la difícil situación interior de saber decidir, y aun así, es más costoso porque solo hay una interrogante: ¿con quién me quedo? En el mundo real hay millones de historias así, y lamentablemente, el hijo es quien sale perdiendo en estas situaciones.

El divorcio es inevitable, y ambos padres recurren con sus respectivos abogados. Nicole encuentra a Nora, interpretada por Laura Dern, quien ganó el Óscar a Mejor Actriz Secundaria por este papel. Nora es la mejor abogada de la ciudad de Nueva York, mientras que Charile recurre a lo más típico de la abogacía marital: trampas económicas por ganar un caso de pareja.

La película nos adentra a un mundo más común de lo que se podría creer, y hace reflexionar a la audiencia sobre una vida en pareja, sobre las posibilidades de sobrellevar el peso laboral y familiar, pero, por encima de todo, lanzar un dardo de realidad en el cual tenemos que preguntarnos si en verdad somos capaces de encontrar un equilibrio entre el trabajo, la fidelidad del matrimonio, y el cuidado de la familia.