domingo, 24 junio, 2018
Morelia, Michoacán: 15° C
Radio
domingo, 24 junio, 2018
Morelia, Michoacán: 15°C

¿Te fumas el medio ambiente?

/ 31 May, 2018 /

Por: Blanca Ortiz Raya

Enfermedades cardiacas, enfisema, bronquitis aguda, enfermedad pulmonar obstruida crónica, mejor conocida como EPOC, la aparición de células cancerígenas en distintas zonas del organismo, es tan sólo un pequeño listado de las consecuencias que se pueden sufrir al pertenecer a ese 15.9 por ciento de la población mexicana que son consumidores frecuentes del tabaco.

Pero el tabaco no sólo perjudica la salud, además es uno de los peores enemigos del medio ambiente y, aunque mucho se ha dicho sobre los estragos que el tabaquismo causa a la salud humana, es poco lo que se habla respecto al impacto que este vicio puede tener en el medio ambiente. Desde su cultivo, producción, uso y hasta su desecho es contaminante.

La organización Mundial de la Salud (OMS) alerta en sus informes de los efectos nocivos del tabaquismo. Estudió el tema durante años y compiló sus resultados en el primer informe Tabaco y su Impacto Ambiental.

En la cadena de producción del tabaco, encontramos que desde el primer eslabón ya hay daños serios al ambiente. El cultivo de la ‘’Nicotiana tabacum’’ es de la principales causas de deforestación a nivel mundial. Se calcula que de cada ocho árboles, por lo menos tres son los responsables de dar espacio para la plantación de esta herbácea. Además, ésta consume muy rápido los nutrientes del suelo y para su conservación y buen desarrollo se hace uso de pesticidas y fertilizantes, lo cual causa pérdida de sustrato, aumento de la erosión del suelo y a las dos cosechas, el suelo queda prácticamente inservible.

No hay que olvidar que para la elaboración de los cigarrillos es necesario papel, y no es tan complicado adivinar de dónde se obtiene, lo que contribuye también a las mil 500 millones de hectáreas taladas cada año.
Hasta ahora llevamos, además de una selva o bosque talado y un suelo degradado, cigarrillos listos para ser fumados. Y continuamos con los estragos en el aire. El humo de un cigarrillo corriente contiene hasta cuatro mil productos químicos.

Parte de la culpa de la polución pertenece al tabaco, ya que las emisiones de los cigarros son mayores que las de los automóviles diesel y, entre calada y calada se contribuye al aumento de Gases de Efecto Invernadero.
Fabricadas en su gran mayoría con materiales no biodegradables, 4.5 mil millones de colillas son las que se tiran cada año en el mundo, éstas pueden conservar sustancias tóxicas que posteriormente pueden terminar en ríos y lagos.
Y por si aún no se te han quitado las ganas de fumar, es necesario añadir ‘’fuego’’ a la lista de problemas ambientales, ya que también los cigarrillos son principal causante de un gran número de incendios forestales en el mundo.